UNA IMAGEN VALE MIL PALABRAS

UNA IMAGEN VALE MIL PALABRAS.
Verdaderamente este dicho popular es muy verdadero, pero para el caso de reconocer a los falsos ortodoxos vale mucho más, un verdadero ortodoxo puede fácilmente reconocer en una foto a un farsante, pues ya sea en su apariencia, en las vestimentas que lleva, o la incoherencia de vida mostrada en una foto es suficiente para descubrirlo...le invitamos a ver con detalle algunas fotos y RAPIDAMENTE descubrirá lo que no es ortodoxo de lo que verdaderamente SI es Ortodoxo.

sábado, 6 de abril de 2013